Estás en:
 

La Diputación de Cáceres y el Grupo Tragsa investigan nuevas fórmulas de lucha contra la seca

  • viernes, 9 de febrero de 2018


    El área de Agricultura y Ganadería de la Diputación se suma a un proyecto de I+D+i para buscar nuevas soluciones frente a la enfermedad que amenaza en torno a 30.000 hectáreas en la dehesa extremeña.

     

    La investigación, clave en la finca Haza de la Concepción de la Diputación

    Cáceres.- La Diputación de Cáceres, a través del área de Agricultura y Ganadería, ha cedido al Grupo Tragsa una parcela en la Finca Haza de la Concepción, en Malpartida de Plasencia, y los recursos de labranza necesarios para llevar a cabo una plantación experimental de encinas y alcornoques resistentes a la seca. Este hongo es uno de los principales peligros que desde hace unos años amenaza la dehesa, el recurso natural de mayor importancia en Cáceres, no sólo por su gran valor medioambiental sino también por ser sustento de su importante industria ganadera.

         Los periodos de sequía y el avance del cambio climático han provocado la rápida expansión de la seca, que aprovecha la debilidad de los árboles para atacar con mayor virulencia y extenderse con rapidez por los campos extremeños. Los métodos tradicionales, basados en la prevención y los tratamientos químicos, requieren ahora el refuerzo mediante selección de las plantas, lo que podría ser una solución más definitiva.

         Por este motivo, la Diputación de Cáceres se ha sumado a un proyecto de I+D+i cofinanciado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) y el Grupo Tragsa, quien llevará a cabo, en los terrenos cedidos por la Diputación, una plantación experimental de alrededor de 1.200 encinas y alcornoques especialmente resistentes. Esta parcela abarca un total de 1,2 hectáreas y cuenta con una fuerte incidencia del hongo, lo que permitirá testar la resistencia de los nuevos ejemplares.

         Para obtener estas encinas resistentes, el Grupo Tragsa, en colaboración con el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura, hizo un estudio previo en el que, mediante teledetección, localizó los árboles que habían sobrevivido a la enfermedad en las zonas de más alta mortandad. De entre ellos, se recogieron las bellotas de los más resistentes – los que habían dado más fruto – y se trasladaron a las instalaciones con las que cuenta el Grupo en Ourense.

         Allí, en el vivero de Maceda, en colaboración con el Centro Universitario de Plasencia, un equipo de expertos en técnicas de vanguardia para la mejora de especies forestales sembró las bellotas y dividió los ejemplares en dos grupos: uno de ellos sería sometido a fuertes pruebas de estrés - sequía, inundación y exposición al hongo de la seca. El segundo grupo es el destinado a ponerse de nuevo a prueba en las parcelas infectadas en Cáceres. Tan solo los árboles más resistentes serán capaces de sobrevivir a estos experimentos y sus descendientes podrán ser utilizados para repoblaciones en la dehesa, ya que estos serán más tolerantes a la temida seca.

         Además de la cesión de los terrenos, la Diputación de Cáceres ha ofrecido al Grupo Tragsa los recursos necesarios de maquinaria para realizar la preparación del terreno y el mantenimiento de los árboles, así como los recursos que puedan ser necesarios para el riego de los ejemplares, como cubas y tractores.


Búsqueda:

Busqueda Avanzada en la Diputaci�n de C�ceres

 

Excma. Diputación Provincial de Cáceres.

Información legal - Privacidad - Contacto